lunes, 24 de mayo de 2010

La importancia de trabajar en equipo


Como ya sabéis, desde hace una semana me encuentro rotando en Radiofísica y, aunque admito que empecé la rotación con cierto temor a lo que me exigirían (a pesar de ser R4 mis conocimientos en Radiofísica dejan mucho que desear... :S), me he llevado una grata sorpresa y la rotación está siendo muy positiva para mí:

Lo primero de todo es que estoy conociendo mejor a mis compañeros los radiofísicos, tanto a los adjuntos como los residentes, y esos que en cierto modo "me imponían" a la hora de pedirles que se dieran prisa en la planificación de un tratamiento de un paciente paliativo, me sacaran unos tiempos... ahora han pasado a ser para mí grandes personas, agradables, dispuestas a echar una mano siempre que pueden.

Aunque con los residentes últimamente ya tenía algo más de contacto, ahora éste es mucho mayor y desde el primer día están muy atentos conmigo, explicándome lo que hacen y, a la vez, preguntándome sobre la clínica y las cosas que veo yo en mi día a día como médico. Nos complementamos y, como os dije el otro día, lo que para ellos eran números de historia, ahora empiezan a ser personas. Por poner un ejemplo, hoy, mientras trabajaban en el tratamiento de un paciente con un cáncer de lengua que iba a recibir radioterapia adyuvante, he cogido la historia del paciente y he empezado a comentarles. Me he imaginado cómo sería ese paciente, cómo estaría por la exploración física que describían en la historia y se lo he descrito. Mi pequeña aportación les ha hecho verle más humano y desear que se cure con más ganas, de hecho a pesar de que se trata de un tratamiento complicado, que les está costando mucho trabajo planificar, creo que ahora lo van a coger con más ganas.

También les estoy dejando algún libro básico sobre medicina para que lo lean por encima y me he ofrecido a enseñarles la toxicidad de la radioterapia en pacientes en tratamiento. Creo que para ellos podría ser muy útil y les ayudaría con las planificaciones.

Por mi parte, gracias a la rotación he cogido más confianza con ellos y sé que de ahora en adelante, cuando tenga que ir a Física a pedir algo, dejar un tratamiento... lo haré de otra forma. A la hora de "pintar" los tratamientos para que ellos los planifiquen me solidarizaré más con ellos e intentaré no pedirles "imposibles" (al menos, siempre que sea factible...)

Eso en cuanto a los físicos, pero en mi caso en concreto, también es muy importante la relación con los técnicos de radioterapia (que están en las máquinas de tratamiento, en el TAC de planificación...). Son imprescindibles a la hora de buscar un hueco en la máquina, tratar al paciente, ver cuál es la mejor postura para colocarle en el TAC de planificación que les hacemos para diseñar el tratamiento...

Hablando del trabajo en equipo en mi caso no puedo dejar de nombrar a las enfermeras, necesarias e importantísimas en nuestro día a día. Ellas son las que tienen un mayor contacto con el paciente y, si son veteranas, muchas veces consiguen solucionar las pequeñas incidencias que puedan existir durante el tratamiento. Saben cuando es necesario que vea al paciente un médico y cuando no lo es, te orientan sobre lo que le pasa y eso nos facilita mucho nuestro trabajo . Si ya me meto en el tema de la urgencia, la planta... su importancia es, si cabe, mayor. En más de una ocasión me han ayudado en las guardias, al pasar la planta... y eso es algo que siempre les agradeceré. De hecho, cuando uno está de guardia con un adjunto para más de 60 habitaciones dobles y la urgencia de un hospital tan grande como el Gregorio Marañón, si hay una buena enfermera de por medio las cosas pueden ir y, de hecho van, mucho mejor.

Hay otras muchas personas importantes en mi día a día como médico, pero por no liarme más quería destacar la importancia de la relación con los otros médicos, tanto de tu especialidad como de las otras especialidades. Por suerte en mi caso la relación con mis compañeros del servicio es muy buena y, siempre que tengo una duda, no tengo ningún reparo en consultarles. En cuanto a los demás especialistas, su apoyo, si bien es importante siempre (la relación interdisciplinar en los me es fundamental si uno quiere que las cosas vayan bien), en la urgencia para mí es fundamental. Cuando me encuentro sola, con un paciente complicado que está malito, sin mi adjunto... y tengo dudas sobre qué hacer, no me lo pienso dos veces y acudo a mis compañeros de interna o al especialista que considere más apropiado en cada caso y se lo comento. Y siempre, siempre, me han echado la mano que he necesitado.

Luego están las auxiliares, los sanitarios... Son tantas las personas que hacen que mi día a día en el hospital sea mejor que no puedo mencionarlas a todas en un post. A todos ellos les estoy agradecida porque, si bien es cierto que todo el mundo puede tener su mal día y no hacerte caso o ponerte una mala cara en un determinado momento, si tú en vez de pensar "paso, que le den", le pones una buena cara, lo dejas pasar y se lo dices cuando notas que está más receptivo, ves cómo te ayuda en lo que necesitas y si en otro momento eres tú el /la que está agobiad@, o tiene un mal día... él/ella te ayudará a tí . No es que sea la regla de oro, pero suele cumplirse, al menos en mi caso, (¡anda que no me han animado o ayudado a mí veces! :) )

En fin, con todo esto quería resaltar la importancia de trabajar en equipo. A raíz de la rotación de física es algo que tengo mucho más presente y quería compartirlo con vosotr@s.


"El espíritu de equipo es


la habilidad para trabajar juntos
en vistas a una meta común.

La habilidad para encaminar
los logros individuales hacia objetivos corporativos.

Es el combustible que permite a la gente común
alcanzar objetivos pocos comunes."

(Andrew Carnegie)


"Lo más hermoso del trabajo en equipo es
que siempre tienes a otros de tu lado"

(Margaret Carty)






6 comentarios:

  1. Solo decir que en tu servicio hay dos de mis favoritos del hospital, el técnico de rayos y el "superjefe".
    Los físicos son casi de "nuestro entorno", mi jefe trabajó con ellos una temporada.

    ResponderEliminar
  2. Como médico de familia, para mí (o para la mayoría de médicos de familia) sabemos lo importanta del trabajo en equipo: médico-enfermera, pero también buenos administrativos, celadores o auxiliares. La atención primaria, si algo tiene de bueno, es el trabajo en equipo y la cercanía con el paciente. Y cuando veo profesionales 'quemados' en primaria, me pregunto cual de las dos cosas le ha fallado y cómo intentar mejorar su burnout. No deja de ser un compañero: médico, enfermera/o, Aux...

    ResponderEliminar
  3. Juana, ¿conoces a mi "superjefe"? :D.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a los 2 por vuestros comentarios! La verdad es que saber que me leéis me anima a seguir con el blog! :)

    ResponderEliminar
  5. Tu "superjefe" y yo hemos tratado personalmente pocas cosas, pero en mi subdirección está calificado de "los nuestros" esa gente a la que mimamos sin reservas.

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado el post!!! :D qué sería de la medicina sin el espíritu de equipo?? ^^

    ResponderEliminar