sábado, 19 de marzo de 2011

Escalas de valoración del paciente oncológico


Esta semana, como el lunes fue un día especial, no escribí la entrada dedicada a la Oncología Radioterápica y, aunque la de hoy no va a ser específica de mi especialidad, quería hablaros sobre algo sencillo pero fundamental a la hora de hacer una Historia Oncológica y valorar las posibilidades de tratamiento. Se trata de dos escalas funcionales, muy útiles para predecir la evolución de los pacientes oncológicos: La del ECOG (Eastern Cooperative Oncology Group) y el Índide de Karnofsky (IK)



 

Nos sirven para definir el estado de nuestro paciente y son muy importantes a la hora de decidir qué tratamiento será el más adecuado en su situación, ya que nos ayudan a predecir cómo lo tolerarán. Aquí os dejo un enlace donde las compara (admito que a mí todavía me cuesta equipararlas y aunque el IK, a priori, parece más complejo, me gusta mucho más)


Como es lógico, no tolerará igual un tratamiento oncológico (radioterápico, quimioterápico...) un paciente que tenga  un ECOG de 0 o un IK del 100% (es decir, totalmente asintomático) que uno que tenga un ECOG de 3 o un IK del 40 - 30% (que requiere cuidados y asistencia especiales y hace una vida cama sillón de más del 50% del día). De hecho, muchas veces, basándonos en ésto, no sólo ponemos un tratamiento más "suave" sino que a veces optamos por no tratar al paciente dado que es probable que la toxicidad y efectos secundarios no sólo no mejoren su calidad de vida sino que la empeoren o incluso la acorten.

Cuando empecé la residencia me costaba decir que no a un tratamiento, creía que todos podían beneficiarse de él y, salvo que el paciente tuviera muy claro que no quería tratarse o estuviera muy mal, trataba a casi todos. Ahora, todo lo contrario, antes de tratar a un paciente (fundamentalmente me refiero a los paliativos) miro muy bien su estado general, indicándolo claramente en la historia clínica. Si considero que los contras pueden ser mayores a los pros se lo explico tanto al paciente como a su familia y, normalmente, decidimos no tratar. Es cierto que hay veces que la decisión es complicada y el paciente y su familia quieren intentarlo, agotar el último cartucho... En ese caso, salvo que crea que es imposible que obtengamos ningún beneficio, acabamos tratándolo. A veces el resultado es positivo y otras veces no...

Hace tiempo os hablé de uno de esos casos en los que dudé tratar y salió bien: Hoy han vuelto a recordarme por qué hago lo que hago

A raíz de sobretatar a algunos pacientes con radioterapias holocraneales (por metástasis cerebrales múltiples) y ver que no les aportaba ningún beneficio, hace tiempo hice la siguiente sesión donde pude comprobar que en estos casos, cuando nos encontramos con pacientes con un IK < 70% , los resultados empeoraban notoriamente.

Aprovecho para deciros que he abierto una cuenta en SlideShare donde iré subiendo alguna presentación que considere interesante.

Espero que, aunque hoy no haya profundizado en la Oncología Radioterápica, hayáis aprendido un poco más sobre mi mundo.


2 comentarios:

  1. No sé si conocerás este trabajo; donde se evalúa la diferencia en cuanto a etiquetar al paciente oncológico en grado de ECOG, según sanitario que trate al paciente...oncólogo, paliativista o enfermera paliativista
    J Pain Symptom Manage. 2015 Jun;49(6):1050-1058.e2. doi: 10.1016/j.jpainsymman.2014.10.015. Epub 2014 Dec 24.

    ResponderEliminar