domingo, 13 de enero de 2013

Cuando nos miramos al ombligo...



Hace aproximadamente un mes viví una situación de las que te hacen sentir un cero a la izquierda, impotente, sin saber bien qué decir ni qué hacer, donde el diálogo está descartado y es el paciente quien, por desgracia,  se lleva la peor parte. De esas que uno espera sean las excepciones que confirman la regla pero, muy a pesar nuestro, son más frecuente de lo que imaginamos.

Os preguntaréis qué me pasó para hacer una introducción tan dura, pero es todo lo que sentí en ese momento. Lo que me lleva a pensar que es un gran problema que mi especialidad sea tan desconocida, incluso dentro de los propios médicos. Y no por nosotros, sino por los pacientes que son quienes, al final, salen "perdiendo".

Dicho ésto, intentaré resumiros lo que pasó, siempre desde mi punto de vista. Por muy objetiva que intente ser no puedo serlo y os pido perdón de antemano:

Se trata de un paciente de mediana edad que desde hace años se notaba un bulto en el muslo derecho, pero, al ser pequeño y no doloroso, no se preocupó por él, asociándolo a que montaba mucho en bicicleta. En verano comenzó a crecer rápidamente y acudió al médico, siendo estudiado y diagnosticado de un sarcoma de bajo grado de unos 10 cms, cT2b ( >5 cms, profundo, con probable afectación de la fascia). 

El tratamiento de elección de los sarcomas localizados es la cirugía con amplio margen ( a ser posible de más de 2 cms en todas direcciones), estando menos definido o siendo más variable el papel de la radioterapia preoperatoria o postoperatoria y de la quimioterapia

En este caso, debido a su tamaño y localización, era bastante complicado realizar una cirugía tan amplia sin dejar una impotencia funcional importante en la pierna por lo que en el comité de tumores (donde nos reunimos distintos especialistas: oncólogos médicos y radioterápicos, radiólogos, patólogos, cirujanos... para discutir los casos y decidir el mejor tratamiento para cada paciente) se decidió hacer una radioterapia preoperatoria seguida de una cirugía lo más conservadora posible.

En este punto he de deciros, como radioterapeuta que soy, que hay algo que muchos  no saben, (y cuando digo muchos me refiero a compañeros, cirujanos...), y es que la radioterapia postoperatoria es bastante más agresiva que la preoperatoria.

La lógica nos dice que cuanto menos tratamientos lleve el paciente, mejor está y mejor lo tolera (ya sea una quimioterapia, una cirugía o la propia radioterapia ). Tanto es así que a todos nos gusta ser los primeros siempre que sea posible. Para este paciente la cirugía era necesaria y el tratamiento fundamental, pero si se hacía antes que la radioterapia y no se dejaba un buen margen (como era más que probable), tendríamos que tratarle con una radioterapia más "agresiva":

  • Un campo de tratamiento más grande al tener que coger todo el lecho quirúrgico con la cicatriz. Si tienen que dejar o intentar dejar un margen tan amplio con un tumor de unos 10 cms y nosotros a éso hemos de darle un margen... echad las cuentas.
  • Una dosis más alta. Al no llevar más cirugía después, la radioterapia tiene que eliminar las células tumorales que queden y para eso la dosis ha de ser mayor que si sabemos que después llevará una cirugía de rescate. 

En ese comité no estaba el cirujano que le operaría, ya que era de otro centro de referencia, y cuando se tomó la decisión la oncóloga médica lo remitió a la consulta del cirujano y a la mía para que la coordinación y los tiempos entre la radioterapia y la cirugía fueran los adecuados. Las interconsultas se hicieron a la vez pero como éramos de distintos hospitales y, además, el paciente no puede estar en dos sitios al mismo tiempo, al final le vi antes que el cirujano. Como llevaba tiempo dando vueltas, estábamos ya a finales de noviembre y estaba preocupado (como es lógico), le vi y enseguida empecé el tratamiento. Sabía que todavía no le había valorado el cirujano, pero como habíamos tomado esa decisión, pensé que no pasaría nada por empezar cuanto antes, sino todo lo contrario, mejor aún por ir ganando tiempo.

Cuando llevaba 4 días de tratamiento le vio el cirujano y aquí viene la sorpresa... Ese mismo día, al mediodía, apareció su hija en mi consulta para informarme de que el cirujano les había dicho que cómo estaba irradiándole, que él iba a operarle igual y que, como probablemente necesitaría una radioterapia postoperatoria, parara la radioterapia y, si acaso, ya se irradiaría después. Sí, lo decidido en el comité de tumores le dio absolutamente lo mismo, es más, llegó a decir al paciente y su familia que o paraba la radioterapia y le operaba ya o no le operaba él (situado en un centro considerado de referencia en sarcomas). Que si seguía la radioterapia le operaran en su hospital que él no le tocaba. Tal cual, le amenazó, sí, esa es la palabra. Admito que yo no estaba y no puedo saber qué dijo exactamente, pero su hija sí, y el paciente, que se quedó totalmente shockado sin saber qué decir ni qué hacer sin ganas de venir a verme y con miedo de todo, también,  y si se quedaron así... por algo será.

Fue entonces cuando me encontré atada de pies y manos, sin saber qué decir ni qué hacer. Por un lado, parar un tratamiento empezado es algo que no debe hacerse salvo excepciones (mala tolerancia, ingreso...) y por otro, sabes que el paciente necesita la cirugía y allí, con ese cirujano, es la mejor opción para él, ¡cómo vas a quitársela por seguir según lo decidido!

Finalmente hablé con la hija y decidimos que lo hablaría con su oncóloga médica (que en este caso era quien coordinaba todo, aunque no tuviera quimioterapia ni fuera a tenerla, al menos en un principio) y le llamaría con la decisión. Al día siguiente me reuní con ella y, como pensaba desde un principio, tenía que parar el tratamiento, el cirujano "manda" y no debíamos contrariarle arriesgándonos a que no le operara.

¿Fui una cobarde? No lo sé, quizás sí, quizás debería haberle llamado para explicarle todo, argumentarle la decisión tomada en el comité de tumores y, tal vez, hubiera cambiado de opinión. Pero, ¿quién soy yo comparada con un cirujano especialista en sarcomas con años de experiencia?. Hablé con mi jefe sobre esa posibilidad y me dijo que de hablar con él debería ser quien lo derivó allí, y, visto lo visto, con lo difícil que era cambiar su decisión entonces, deberían hablar entre "jefes" para evitar que este tipo de cosas volvieran a pasar en un futuro.

Además, ¿no creéis que quien debería haberme llamado para comentarme todo era el propio cirujano?. Él sólo me escribió dos líneas en una pequeña nota "rogándome" que parara la radioterapia ya y lo hizo porque la hija del paciente se lo pidió. Como me dijo ella luego, "¡¿cómo iba a venir a decirme que parara un tratamiento comenzado sin tan siquiera una nota?!"

Ahora estoy pendiente de ver cómo fue la cirugía y si al final es necesaria o no la radioterapia postoperatoria. Como le dije a su hija, ¡ojalá no la necesite y todo vaya bien!. Tened por seguro que sea como sea os lo diré, gracias por leerme, sabéis que vuestras opiniones son bien recibidas.




38 comentarios:

  1. Buenos días
    Totalmente de acuerdo: debió llamarte el propio cirujano.
    Es una comparación algo "peregrina" pero me ha recordado a las discusiones entre padres. Si al niño el padre le dice que puede salir hasta las 12 y la madre que hasta las 10, el resultado es que el niño no sabe qué hacer y eso no es bueno para nadie.
    No se debe trasladar al paciente lo que debe consensuarse en privado.
    Sin llegar a tu caso, ¿Cuánto hay de vanidad cuando cuestionamos el tratamiento de otro médico? ¿Realmente priorizamos al paciente cuando lo hacemos? Pienso que en general sí, pero no siempre. No es excepcional encontrarse pacientes "desconcertados".
    Saludos
    Blanca Usoz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pregunto yo, ¿priorizamos al paciente siempre?... Quizás pensemos que sí pero estemos equivocados... no sé, contradicciones como estas no son buenas para ellos y algo me dice que son más frecuentes de lo que debieran ser...
      Blanca, muchas gracias por pasarte por aquí!:)
      Muaks!

      Eliminar
  2. Bueno, lamentable espectáculo este. Y lamentable por la repercusión sobre el paciente, sobre tu credibilidad como profesional (que tenemos claro que es mucha) y sobre la imagen del sistema (no le llamo equipo, ni multidisciplinar, porque ya no sé lo que es).

    No es que a los fisios eso nos pase con los cirujanos (que casi son los que menos), pero tenemos un problema similar con primaria y especializada. Miento, y con urgencias. La frase "está muy inflamado, que no te toquen" parece que sea requisito para que te den el título.

    Creo que hiciste lo correcto, además informaste a la familia de las opciones y el motivo. A partir de ahí, la decisión es suya (aunque tú y yo sabemos que el paciente muchas veces hace caso a quien defiende su postura con mayor behemencia, y como no queremos pelear, aun llevando razón, dejamos que el otro "gane").

    Respecto al comentario de Blanca, y de nuevo utilizaré la palabra "lamentablemente", esa consulta "en privado", en mi disciplina, no existe el 95% de las veces: generalmente se resuelve con un recadito al paciente.

    Y aprovecho para comentar una cosa porque sé que muchos médicos leerán esto: ahora mismo muchos fisios nos encontramos que cuando derivamos a primaria a un paciente que ha venido a la privada, por la presencia de banderas rojas o porque consideramos que no va a mejorar con fisioterapia, al paciente se le rebota de nuevo diciéndole que "es del cuello" o "del hombro" sin más pruebas, ignorando los informes y consiguiendo, muchas veces, que el paciente crea que "lo que pasa es que ese fisio no me quiere tratar" cuando lo que pasa es que necesitamos descartar algo feo. Y descartar no es dar una palmadita en el hombro. Descartar es evitarle a Tere que tenga que hacer su trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos! Me quedé con mal cuerpo y ahora estoy deseando que no sea necesaria una radioterapia postoperatoria. Debo aprender a luchar más por mis pacientes, a defender mejor mi postura, pero creo que para este tipo de situaciones me queda mucho para estar preparada.

      Siento que en fisioterapia os veáis así en numerosas ocasiones y que cuando deriváis los pacientes os sean "rebotados" como si no quisierais tratarles... Ojalá cambien las cosas, yo quiero pensar que llegará el día en el que mejorarán.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  3. Buenos dias, efectivamente es lamentable que una falta de entendimiento interno tenga que pagarlo el paciente y en este caso tambien la propia oncologa radioterapica que ha cumplido con lo acordado en el comite.

    En los comites se levanta acta de lo acordado por parte del secretario del mismo.
    Entiendo que lo urgente es dar solución al problema del paciente.
    Lo que esta claro es que la buena praxis es la tuya y no la del cirujano que se ha saltado la decisión de un comite multidisciplinar en el que ni tan siquiera él estaba.

    Un abrazo y feliz dia
    Verónica juez

    ResponderEliminar
  4. Hola Tere,
    Sabes que soy asiduo de tu blog (por el que de nuevo te felicito) y mi visión es desde el otro lado (el de paciente y no profesional sanitario) y por eso quizá meta la pata en algunas cosas/conceptos, de lo que pido disculpas de antemano...
    Voy a poner una lluvia de ideas que me han venido a la cabeza sobre lo que has expuesto, sin que el número sea significativo de orden, ni de importancia:
    1) Está claro que la que tienes razón eres tú, pero por desgracia en tu campo, en el mío y en la vida, se suele decir que la "razón es para los locos" y sé que no es consuelo... pero lo que hay que hacer es poner el grito en el cielo y "denunciar" casos como este, como bien has hecho tú.
    2) Como bien dices tú y dicen los amigos que comentan, el que debería haberte llamado es él, pero visto que no lo hizo, pero yo en tu caso si le hubiera llamado a él (quizá es que yo soy demasiado temperamental) y hubiera cambiado impresiones con él... siempre en beneficio del paciente. Sé que a lo mejor, no es lo correcto, porque hay burocracia y jefes como dices, pero a veces cuanto más grande es "el palacio" peor viven los subditos...
    3) Alguién que no se presenta a una junta para analizar un caso, debería tener una justificación importante para no haberlo hecho. Ese es uno de los problemas laborales de la sanidad y en general de la administración, el pasotismo laboral. Yo soy profesor en la Universidad y si no asisto a un claustro, que procuro que no pase, no se me ocurre contradecir lo que allí se ha decidido por muy bueno que me considere... las decisiones y los consensos son por algo. Hay que limitarse a buscar estos términos en la RAE. En el caso de que la ausencia sea sin justificar, aquí soy el más radical del planeta, se debería sancionar de manera dura, con empleo y sueldo como mínimo.
    4) Se vuelve a demostrar la necesidad de buenos profesionales no sólo en el aspecto de conocimiento, también en el humano, con el trato hacia el paciente adecuado (recuerdo inciativas como Mírame Diferénciate). Y con el trato hacia el compañero adecuado, ya no sólo de respeto, también de consenso y de "remar" en la misma dirección, porque eso ayuda al paciente. Casos como el que cuentas, hace que el paciente dude de todo, le entren temores, etc. (hablo por experiencia propia)
    5) Como comenté hace poco en el post de mi blog sobre el aniversario del Mírame Diferénciate, sigue habiendo en vuestra profesión médica un endiosamento desmedido de muchos profesionales que a mi personalmente me saca de mis casillas. No dudo que este señor sea un excepcional cirujano en su especialidad, pero digo lo de siempre... "tú puede que seas médico hoy, yo no, pero,..., tú algún día seguro serás paciente y te puede pasar lo mismo...".
    El otro día una amiga me solto una frase medio en broma que me recuerda a este señor, no era médico, era de otro campo, concretamente Ingeniero de Caminos y me dijo: "Dios es Dios porque no pudo ser Ingeniero de Caminos".
    Señores, somos personas y además cuando tenemos problemas graves de salud muy vulnerables.

    Conclusiones:
    1) Hay futuro porque hay excelentes profesionales(en todo el significado de la palabra) como Tere y otros muchos.
    2) Ojalá al señor le vaya maravillosamente, se recupere y tu nos lo cuentes.


    Para desdramatizar, diré que Blanca está equivocada en lo que dice de que si al niño el padre le dice que puede salir hasta las 12 y la madre que hasta las 10, el resultado es que el niño no sabe qué hacer y eso no es bueno para nadie... NOOOO Blanca!!,el niño volverá a las 12 y que no sea más tarde y maximizará sus posibilidades... que todos hemos usado esas cosas en nuestro beneficio ;)
    A parte bromas, besos y abrazos para todos y perdón por el rollo
    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose, muchísimas gracias por tu visión desde el otro lado! Yo también pienso que quizás debería haberle llamado, pero algo me dice que si mi jefe me aconsejó que hablara con su oncóloga y lo comentara con el jefe de servicio de oncología médica del otro hospital (el público, de donde es el paciente y quien nos lo deriva para el tratamiento radioterápico) fue por algo. Confío que se hable todo para que no volvamos a vernos en una situación como esta.

      El cirujano en concreto no estaba en ese comité por ser de un hospital considerado de referencia en el tratamiento de los sarcomas aquí, situado a casi una hora. Por eso no estaba ni creo que esté en comités futuros... Entiendo que le sea difícil, pero creo que sí que se pueden hacer las cosas bien y consensuarlas con él también si se pone voluntad.

      Totalmente de acuerdo! Qué necesaria es para muchos la iniciativa de mírame, diferénciate...

      Un abrazo enorme y mil gracias!!!!

      Eliminar
  5. Me cuesta entender que aún en el siglo XXI tengamos tantas dificultades en la comunicación. ¿Una llamada de teléfono no podría haber solucionado este espectáculo tan lamentable? A veces tengo la sensación de que hay facultativos/as a los que se les olvida que tratamos con personas, no con números de historias clínicas.

    "Pero, ¿quién soy yo comparada con un cirujano especialista en sarcomas con años de experiencia?" ¡ERROOOOOOOR! Cada uno es bueno en su campo; pero ninguno es más que otro. ¡Fuera estos complejos! Entiendo lo de las jerarquías; pero que dos profesionales no puedan hablar para resolver un problema... No lo acabo de ver.

    Ojalá que este embrollo no repercuta en la salud del paciente y se recupere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias wapísima!!! Es difícil asumir que pasan este tipo de cosas pero es algo que, por desgracia, también vivirás... Pero confío que mejoren y al final sean excepcionales.

      Estoy convencida de que le habrá operado muy bien, sólo deseo que no sea necesario que le trate después... Ya os contaré.

      Muaks!!!

      Eliminar
  6. Pues Tere, como bien dicen en los comentarios, creo que tienes toda la razón. Pero ya sabemos que muchas personas se creen el ombligo del mundo como bien dices en el título, y sólo sus decisiones son las acertadas.
    Pero creo que has hecho bien derivando a la coordinadora y que sea ella la que se encargue.

    Animo y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Javi!!!!
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  7. todavia quedan jerarquias y clases dentro del mundo sanitario... estan los semidioses y los que se creen perfectos, y esos no hablan con nadie, seria rebajarse.
    Gran entrada tere, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los semidioses o dioses enteros siempre existirán y nunca lo entenderé... En fin, ellos son quienes si no siempre, sí casi siempre se saldrán con la suya, y más cuando den con gente como yo... en fin... Gracias!

      Eliminar
  8. Hola Tere:
    igual ahora no te sirve de nada, pero te dejo esta reflexión que escribió uno de los padres de la moderna radioterapia hace más de 50 años, para que se la envíes al próximo cirujano que te discuta una indicación (las cosas no han cambiado mucho desde entonces...):
    Buschke F. What is a radiotherapist? Radiology 1962; 21: 319-321:
    “Mientras el paciente está bajo nuestro cuidado tenemos una total y exclusiva responsabilidad, idéntica a la del cirujano que atiende a un paciente con cáncer. Reservamos para nosotros el derecho a una opinión diferente con respecto al diagnóstico y terapéutica conveniente y si es necesario el derecho al desacuerdo con el médico remitente...”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel! Claro que me sirve, y mucho, me la guardo para la próxima!
      Un abrazo enorme y gracias por pasarte por aquí! :)

      Eliminar
  9. buf a parte todo el tema (que me parece increible) sigo aprendiendo mucho. Te haria 1000 preguntas, porque ahora tengo curiosidad sobre algunas cosas que has dicho (mas tecnicas).
    Por el señor enfermo, espero que no necesite nada mas y que el cirujano haga el mejor trabajo posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonietta, pregúntame lo que quieras, no te preocupes. Seguro que el cirujano hace lo mejor posible su trabajo y, con suerte, luego no le hacen falta más tratamientos. Ojalá!
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. Hola Tere tranquila tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  11. Una vez más me dejas sin palabras.
    Que tristeza las jerarquías y la incapacidad de algunos para trabajar en equipo...
    Que bien queda en charla y congresos o en acciones de marketing, los equipos multidisciplinares.

    Un abrazo, Tere.

    @asesoriatecnica ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin... sin palabras también me quedé yo cuando llegó su hija a mi consulta...

      Un abrazo enorme Jose!

      Eliminar
  12. La pregunta es, ¿quién establece el tratamiento, el comité o el cirujano?

    Si es el primero, ni años de experiencia ni pimientos con tomate. Si es el segundo, error al iniciar el tratamiento radioterápico. Si, siendo el comité el que decide, el cirujano obstaculiza el proceso solo porque él quiere, diciendo que opera ya o no opera, ni años de experiencia ni pimientos con tomate. Si, siendo el comité el que decide, el cirujano obstaculiza el proceso por motivos ajenos a su voluntad, se marcha a algún congreso en un periodo concreto, o de vacaciones, o de lo que sea, ni años de experiencia ni pimientos con tomate. Si, siendo el comité el que decide, es el jefe del primer hospital quien, por los motivos que sea, no le comunica la opción que toma el comité, mal el jefe, además de mal el cirujano. Si el comité adopta una decisión faltando una parte del mismo, mal el comité. Si el paciente se ve en la tesitura de ser atendido por dos hospitales distintos, mal el sistema de salud. ¿Hasta qué punto es "lícito y lógico" iniciar el tratamiento faltando la valoración de los cirujanos? ¿Acaso viene en los protocolos terapéutiocs que cuando el cirujano es de reconocida experiencia el abordaje multidisciplinar se anula?

    La medicina dicen que es difícil, pero dentro de la dificultad creo que todo "es fácil".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías firmar para saber a quien referirme a la hora de responder? Creo que no me has entendido y de fácil... en fin, no lo creo

      Eliminar
    2. Llámame Batman, si quieres. O no permitas comentarios anónimos en tu blog si es que, por el anonimato, mis argumentos son menos válidos o menos 'contestables'.

      Dada tu respuesta, primero, mal el sistema de salud por su incompetencia en un caso como éste y verse el paciente en una situación así. Y segundo, mal el cirujano por no tener en cuenta el criterio no ya de un compañero sino de todo el comité que tiene una perspectiva más amplia. Cuando un profesional realiza una indicación, el que viene detrás no puede anularla así sin más. Se debe debatir, al menos.

      Te has tomado mi comentario como si de una crítica hacia tu persona, o al desempeño de tu función, se tratara. Y no es así. En mi primer comentario dejé claro cuáles eran los posibles culpables.


      Fdo: Batman.


      xD ... Carpe diem.

      Eliminar
    3. Claro que tus argumentos son tan válidos como los demás, quienes sí firman cuando comentan. No digo lo contrario ni mucho menos, simplemente me gusta saber de quién es la opinión que acabo de leer (tonterías mías, ya ves, Batman...)

      Si permito todos los comentarios es por facilitarlos y si uno no quiere asociar una cuenta de correo simplemente lo firma y ya está, sencillo.

      Dicho ésto, te responderé, la decisión la toma el comité. Unos comentarios más arriba acabo de explicar por qué el cirujano no estuvo (y creo que es difícil que esté en comités futuros): está en un hospital de referencia en este tipo de cirugías, situado a una hora del hospital en cuestión. Sí que se le informó de la decisión del comité y él decidió que estábamos "equivocados", en fin... Sé por otros compañeros que es de "difícil trato", muy bueno como cirujano pero ...

      En cuanto a lo de que el paciente tenga que tratarse en 3 hospitales distintos (sí, 3, el mío tampoco es el hospital de donde viene, ya que no tienen radioterapia en él como en otros tantos...) es porque no todos los hospitales tienen de todo ni nada más lejos de la realidad y, si bien sí que tienen cirujanos, hay centros donde se especializan en cierto tipo de cirugías más específicas y menos frecuentes, donde se deriva a los pacientes de la zona para que sean operados por los mejores. Una faena para el paciente, no digo que no, ojalá todos pudiéramos tener de todo en todos los hospitales, pero no.

      Sí, estoy contigo, uno no puede pasar de lo que ha decidido un comité así como así, o no debería hacerlo y menos "amenazar" al paciente como lo hizo. Pero lo hizo y se salió con la suya... mal, lo sé, pero una no espera encontrarse en tal situación y cuando le pasa no sabe cómo actuar. Intenté hacerlo bien pero seguro que podría haberlo hecho mejor :(.

      El primer comentario me pilló cansada y no lo leí todo lo receptiva que debiera haberlo leído, lo siento. Si bien es cierto que me gusta que se firmen los comentarios. Gracias por pasarte por aquí y encantada si lo haces de nuevo. "Batman de mi Carpe Diem" :D

      Un abrazo!

      Eliminar
    4. A ti por compartir tu experiencia profesional en este blog.



      No leí los comentarios tuyos, sí el post, pero no los otros comentarios a la entrada y tus respuestas donde se ponía de manifiesto el error del cirujano al no tener en consideración al comité, pensando que éste se equivocaba. De ahí, en parte, venía la confusión entre nosotros.


      ¡Otro para ti!

      Eliminar
  13. Querida doctora:
    Perpleja me hallo.
    Ayer tuve el placer de verla, acompañé a mi padre a la consulta.
    Felicitarla por su bondad y su capacidad de transmitir empatía y cordialidad al paciente, tiene usted una pinta de buena gente que no se puede aguantar.
    Hasta el día 5.
    Muchas gracias por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Me alegro si os transmití todo eso :).
      Un abrazo enorme y nada que agradecer!

      Eliminar
  14. Hola, gracias a tu blog, me has metido el gusanito de investigar mas sobre radio onco que tienes razon es casi desconocida para los medicos , la verdad que no suelo seguir blogs por internet pero me capto mucho el tuyo. He querido escribirte desde hace un mes y apenas ahora me di la oportunidad porqueveo que realmente lo lees.

    Que todas tus metas este año se cumplan y sobre todo que te traiga mas retos y tiempo pata seguir escribiendo en tu blog.

    Saludos desde Guadalajara Mexico

    Atte Carlos Reynoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me alegro haberte metido el gusanillo de la Oncología Radioterápica! ;)

      Claro que leo vuestros comentarios y me encanta saber vuestras opiniones. No actualizo el blog todo lo que me gustaría, pero estoy en ello y más después de leer comentarios como el tuyo.

      Un abrazo desde Alicante!!!!!

      Eliminar
  15. Prometí escribiros cómo acababa todo y en vez de dedicar una entrada entera lo haré a modo de comentario.

    El paciente se operó y, por suerte, los márgenes de la resección fueron negativos, eso sí, próximos, por lo que tuvimos que dar una radioterapia postoperatoria (aunque con una dosis menor que si hubieran sido positivos).

    El paciente toleró bien el tratamiento, no tuvimos que interrumpirlo en ningún momento y, a día de hoy se encuentra libre de enfermedad y en rehabilitación para mejorar el movimiento de esa pierna (camina y puede hacer una vida normal pero es un hombre muy deportista, que siempre ha montado mucho en bicicleta y necesita tiempo para volver a retomar esa actividad).

    ResponderEliminar
  16. Estupenda noticia. Gracias por mantenernos al tanto. Enhorabuena al paciente y al equipo médico.

    ResponderEliminar
  17. Gran trabajo el que nos compartes, realmente admirable.

    ResponderEliminar